Durante los años 50 y 60 del siglo pasado los circuitos clásicos salidos de las factorias de  Leo Fender, Everitt Hull (Ampeg)  y otros, marcaron y definieron la amplificación de instrumento y establecieron los estándares del sonido. Todos los fabricantes de amplificadores a válvulas, ya sean industriales o artesanales seguimos la estela que dejaron los referentes y aplicamos criterios personales que son en definitiva los que definen las diferencias entre un fabricante/artesano u otro.

 

Es mi opinión, que el camino de la pura copia estricta de los amplifcadores de los 50's 60's no siempre produce resultados satisfactorios; Un amplificador contiene muchos más componentes que una guitarra o una pastilla de guitarra/bajo, y es difícil que todos los fabricantes de estos componentes puedan recrear con exactitud la tecnología del pasado. Pienso que es más fructífero - con réplicas de componente o sin ellas - ir al objetivo, buscar el sonido musicalmente funcional que implementar a ciegas  la copia exacta. Este camino es más largo y tedioso ya que significa que uno ha tenido que probar, experimentar e invertir muchos recursos durante años hasta lograr lo que considera que es un sonido tan o más  musical que el de los años 50's 60's

 

El objetivo en mis amplificadores se puede resumir en 4 áreas de trabajo:

 

  •     tímbrica

  •     Resolución dinámica

  •     bajo ruido

  •     fiabilidad

 

Para ello selecciono circuitos clásicos básicos y materiales de calidad y sonido aplicados a cada caso   . La tímbrica no solo la da el tipo de circuito, sino también el comportamiento y la sinergía de los distintos elementos que componen el amplificador, su disposición, angulo y plano en el montaje, las tensiones y corrientes de trabajo de las válvulas e incluso el material y dimensiones del mueble donde se monta la electrónica y el altavoz; otros asuntos de tipo mecánico como el material y grosor del panel "baffle"  tienen un impacto considerable en el comportamiento del sonido que no se pueden de ninguna manera obviar. La resolución dinámica, se focaliza más en la fuente de alimentación, su lentidud o rapidez en entregar energía la circuito,  aunque también en el comportamiento de ciertos componentes como los condensadores de desacoplo. La resolución dinámica no solo puede significar variaciones de amplitud como en el caso de los sonidos "limpios" sino también  es resolución dinámica las variaciones de contenido armónico en el caso de los sonidos "overdrive" . El bajo ruido es cuestión de disposición de componente y un layout adecuado especialmente en los componentes magnéticos y en el paso de la señal. Finalmente la fiabilidad se logra protegiendo de sobrecargas las partes caras del amplificador, rigidez mecánica, control de temperatura y  componente sobredimensionado.

 

El fruto de más de 15 años de experiencia y trabajo son las serie ion que consisten en 6 tipos distintos de amplificadores desarrollados y 3 más en desarrollo,  que cubren todo la gama de precios y todo el espectro de necesidades del guitarrista

 

 

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube

© 2018  Joan Payàs Puigarnau  - Todos los derechos reservados